Erotismo en la obra.

En las obras, el suministro y acopio de materiales suele estar envuelto en cierto caos y desorden, generalmente debido a las limitaciones físicas de los edificios donde se desarrollan. Suele ser aún más complicado este proceso en las obras de rehabilitación, a menudo con un espacio mucho más limitado para el acopio y un acceso dificil. En nuestra obra, hasta la fecha hemos toreado bastante bien el asunto, pero no hace mucho tuvimos una experiencia, cuanto menos singular. Se realizó el suministro de fan-coils (máquinas interiores de impulsión de aire), acopiando el material en la zona de acceso tal como estaba previsto. Por lo menos llegaron a la obra 20 o 30 cajas de diverso tamaño. Se firmó el albarán correspondiente. Días después, al abrirse una de las últimas cajas, resultó estar llena de … sujetadores, y no precisamente de último diseño. Hay dudas sobre si realmente fué un error de la distribuidora, pues ya corren rumores en la obra sobre si alguno de los intervienentes de la misma tuvo un pequeño desliz en el pedido, y este estaba destinado para él y para usarlo en su doble vida.  Lo cierto es que tal como apareció la caja de sujetadores de improvisto, desapareció, sin dejar apenas rastro. Igualmente ha desaparecido el albarán firmado, por lo que no se ha podido certificar quien aceptó el pedido en obra. Yo aún no he caido en quien pudiera tener este interés en la adquisición de los sujetadores, pero seguro que alguién nos dará una pista …

Música enlazada : The Raconteurs “Steady at she goes”

Anuncios

3 pensamientos en “Erotismo en la obra.

  1. Debido a la crisis actual en el sector de la construcción algunos industriales están lanzando ofertas tentadoras para estimular el consumo, emulando a los supermercados de alimentación.
    Si por un pack de cervezas regalan, por ejemplo, un balón de playa, me parece comprensible que por un número tan elevado de fan-coils regalen una buena cantidad de sujetadores.
    Y luego en obra ya sabemos cómo funcionan estas cosas: el que primero lo pilla se lo queda.
    Te recomiendo que cuando hagas la coordinación de seguridad y salud en trabajos verticales prestes mucha atención a qué están utilizando como arneses.

  2. Doy fe de lo sucedido. Os puedo dar mas detalles del suceso:

    Os dire que lo que se esperaba que en esa cajita hubiese eran los termostatos de los fan-coils….
    Los susodichos sujetadores o sostenes eran de talla considerable mas o menos 120…. o mas…
    Uno de color carne y el otro negro tizon. de raso…
    Eran de una señora de Binefar que los estaba esperando desde hacia dias.

    En fin una curiosa y recordada anecdota!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s