Una moldura muy “kitsch”

Os presentamos un nuevo elemento arquitectónico – decorativo que ha aparecido en el hotel. Se trata de la denominada moldura “kitsch”. Con la idea, ya comentada en otras partes de este blog, de ir implantando elementos diferenciadores que contrapongan la imagen clásico – rústica del edificio original, se nos ocurrió el siguiente elemento. La iluminación de las habitaciones, y varias zonas comunes del hotel se daría de forma indirecta, potenciando con haces de luz los techos y paredes, pero en vez de escoger una luminaria identificativa, lo haríamos mediante un elemento arquitectónico. En este caso una moldura perimetral. Ha sido complicado hallar el sistema constructivo, pero a continuación unas fotos de su proceso de ejecución.

En la parte superior de la pared, se colocan unos anclajes donde se soportarán las piezas “estructurales” de la moldura.

Las piezas “estructurales” que forman la cornisa son unas chapas de acero galvanizado en forma de L. Tienen un chaflán en la esquina donde se albergan los fluorescentes.

Momento de la colocación de la pieza de acero galvanizado.

En las esquinas de las molduras perimetrales se han instalado ángulos rigidizadores par dar mas consistencia y solidez al conjunto de la moldura.

Instante en que se coloca la moldura de “porexpan”.

Moldura colocada. Se pintará de un color piedra – beige para que no destaque en exceso.

Efecto de la ilumincación. Lamentablemente el fotógrafo (presente), no ha sido capaz de trasladar el efecto real del resultado. Pero se asegura que es muy acogerdor y singular. Da la sensación de que la moldura flota en el aire, y potencia los elementos característicos (viguería y pared de piedra). Reiterar que la moldura se pintará de un color arena o similar, de tal manera que no destaque especialmente.

Una moldura muy “kitsch” .

Anuncios